Balearic Beat 1984-1989: el ritmo de Ibiza que revolucionó Inglaterra

Loosing it in Amnesia 89

El nuevo episodio del dance que he investigado en medio de la ola de calor de julio no podía ser más veraniego: Se trata de repasar el Balearic Beat que surgió de la música que se pinchaba en Ibiza y en particular en el Amnesia entre los años 1984-1989 y que los Djs ingleses se llevaron a Londres y Manchester para empezar la escena rave británica.

Os invito a hacer conmigo esta refrescante e inspiradora zambullida en un momento del pasado que derrocha energía positiva.

Dos Ibizas

Ya en los años 50, Ibiza es una excepción donde se respira una libertad impensable en otros lugares de la España de Franco, que fue atrayendo a un tipo particular de gente que le dio a la isla su carácter único y singular. Antes de que empezasen a abrir las discotecas y los clubes en los años 70, ya existía en la isla un ambiente peculiar que se respiraba por las calles de la capital, donde una mezcla de jetset, hippies, gays y famoseo internacional se paseaba y se congregaba de forma espontánea en sitios como los mercadillos o el puerto.

Con el desarrollo del turismo en los sesenta también empiezan a llegar los que viajan en vacaciones de paquete turístico que se concentran en sitios como San Antonio, a donde empieza a ir el turismo nórdico y, más tarde, el británico. El típico turismo de borrachera con sus competiciones etílicas, que ahora vemos por la tele en Magaluf, se puede ver en la Ibiza de los ochenta en este reportaje de una televisión de Inglaterra.

Como es fácil de imaginar, estas dos Ibizas no siempre casaban bien la una con la otra. Así es como lo vivió Nino, un personaje mítico de la Isla reconocible por su largo pelo y barba blancos al que llaman Captain Birdseye (el equivalente inglés al Capitán Pescanova), según explica en este artículo:

“El show no estaba en los clubes sino en la calle. La calle era un club. Paseabas por el puerto y había una locura de hippies en el mercadillo hippie, gente desnuda en la calle, drag queens, alemanes en sus motos. Pero en San Antonio estaban los que venían en paquete turístico y una de las atracciones de los tours que organizaban era acercarse a ver a esa gente loca que empezarón a no sentirse cómodos y a refugiarse en los clubs.”

 

Los Djs pioneros

El primero de esos clubes en abrir fue Pacha y sus fiestas fueron míticas en los setenta. A finales de esa década y en los primeros ochenta varios Djs fueron los pioneros en introducir en la isla los sonidos más contemporáneos con la idea de ir superando la tendencia ibicenca al “flower power” que ya estaba bastante desfasada.

Cuenta César Melero, en este post de su blog, que el Dj del Pachá Massimo Zuchelli fue uno de los que hizo que en Ibiza se pasase de escuchar a los Doors a escuhar a Depeche Mode.

También aparece por ahí un misterioso Jean-Claude Maury un francés con conexiones con la escena belga del momento o DJ Carlos que pinchaba en Es Paradis una mezcla desacomplejada de pop, rock y música de baile que más tarde sería típica del sonido baleárico.

Recordemos que a principios y a finales de los ochenta no había nadie más moderno que los belgas con los sonidos asociados al New Beat y que Italia era una gran potencia de la música de baile y estos Djs pioneros fueron la conexión de la isla con las escenas belga, italiana, británica o americana.

Alfredo y Amnesia

Sin embargo el lugar más importante en la historia del Balearic Beat fue El Amnesia y el verdadero protagonista fue su Dj residente a mediados de los ochenta El argentino DJ Alfredo que así es como describe el lugar cuando se lo piden en una entrevista:

“Amnesia era como bailar en el patio y el jardín de una casa ibicenca con un soundsystem que hoy en día consideraríamos una mierda. Imagínate un triángulo, un altavoz para bajos, dos medios y uno alto. No había luces estroboscópicas aparte de tres luces que podrías encontrar en cualquier feria, un paracaídas transparente sobre la pista de baile, plantas por todo y completamente al aire libre. No había zona Vip. Los precios eran asequibles. El público, el más cosmopolita que haya habido nunca. Incluso hoy en día es difícil encontrar un público así.  Había una atmósfera de libertad y felicidad. Las drogas no eran lo principal: la gente iba por la música, iban a bailar no para mostrarse de cara a la galería, bailar de verdad.”

En 1984 DJ Alfredo se empeñó en pinchar en ese club por que era el más alternativo del lugar. A principios de esa temporada era un sitio al que no iba nadie pero durante ese verano acabó convirtiéndose en la mejor discoteca. Una de las claves del éxito fue el cambio a horario after hours de 3 de la mañana a medio día (se dice que no fue una estrategia sino que fue una ocurrencia momentánea mientras el personal esperaba para cobrar al terminar una noche) y otra clave fue, por supuesto, la mezcla musical de Alfredo.

La playlist del Amnesia

Las sesiones de Dj Alfredo eran una mezcla ecléctica de músicas. En aquel momento era más difícil que ahora especializarse en un estilo o un sonido en particular por que había menos música de baile y, además, los discos no eran fáciles de encontrar. Ese eclecticismo característico de su playlist era un poco obligado por ese motivo pero, sobre todo, se debía a los gustos gustos personales de Alfredo.

En sus sesiones hay sitio para temas interesantes de pop americano o europeo del momento, brochazos de guitarra española o flamenco, funk con toques latinos, exotismo africano o asiático, indie de guitarras y todo aquello que sonase vanguardista y que pudiese encajar en la pista de baile.

A partir de 1985 los primeros temas de house empiezan a llegar con cuentagotas y se van incorporando a lo que se pincha en el Amnesia. Cuenta Alfredo como  conoció y compró el primer house en Madrid a un americano que traía discos para DJs desde Nueva York y los vendía en la habitación de un hotel.

Parece ser que fuera de temporada el Dj se dedicaba a recopilar música nueva y antigua en Alemania donde vivía su hijo al que visitaba o en las tiendas de Milán donde pasaba temporadas con el que fue su ayudante Leo Mas que, en esta entrevista, cuenta como algunos de los temas más míticos de la playlist del Amnesia vienen de las tiendas de disco milanesas que eran punteras entonces.

Una cosa que me encanta de las sesiones de DJ Alfredo es que los tempos van cambiando y que hay momentos para relajarse con reggae, dub o temas de Sade y momentos para bailar como locos con la body music más espasmódica de Nitzer Ebb o el primer Acid House, utilizando canciones puente para cambiar de ritmo.

Lo que consigue con su forma de mezclar estilos es que temas de sonidos muy diferentes que vienen de lugares diversos y sin conexión ente ellos acaben sacando, de repente, un carácter mediterráneo de alguna parte y que todo encaje como un guante transmitiendo una sensación de euforia. Me imagino como debía de sentar escuchar en aquella época esta música a todo volumen al aire libre mientras se hacía de día. El mejor documento que conozco son estos vídeos de Youtube donde una cámara se pasea por la discoteca en la sesión de cierre del Amnesia en 1989 con Dj Alfredo y Adamski en la cabina justo un año antes de que cubriesen el local con una carpa.

Al mirarme sus playlist he disfrutado mucho recordando temas olvidados y descubriendo otros que no conocí en su momento. Y de los listados he sacado varias referencias interesantes como por ejemplo:

  • El disco Camino del Sol de 1982 de los belgas Antena que hacían una especie de Samba minimalista low fi que recuerda a Young Marble Giants.
  • El disco E2-E4 del guitarrista alemán Manuel Göttsching que se compuso a si mismo para un viaje en avión en 1981 y que sorprende con sus bases electrónicas que anticipan el techno de años futuros.

Aquí estoy hablando mucho del Amnesia y de DJ Alfredo por que a mi me gusta especialmente su rollo, pero no os creáis que en las otras discotecas de la isla se andaban con tonterías, como se puede ver y escuchar en esta sesión de New Beat del mismo año en el Ku.

El desembarco británico

El sonido baleárico podría haberse quedado en un fenómeno musical local de no ser por los Djs ingleses que, por suerte o por desgracia según se mire, lo descubrieron y se lo llevaron a su casa donde se convirtió en un fenómeno nacional influenciando toda la cultura juvenil británica de los noventa.

Trevor Fung  fue el primero en empezar a veranear en Ibiza y el que avisó a sus amigos de que algo interesante se estaba cocinando como cuenta en esta entrevista. Generalmente estos ingleses venían de la escena Soul de Londres donde se pinchaban discos antiguos de música negra americana y ahora se estaban actualizando con los nuevos sonidos de la música de baile del momento, muchos de los cuales oían por primera vez pinchados por Dj Alfredo o Carlos.

Algunos de esos discos underground que daban sabor a las sesiones de los Djs ibicencos eran rarezas que venían de UK pero que a los propios Djs  ingleses, que se fijaban en otro tipo de música, se les habían pasado por alto. Fung recuerda ir a la cabina a preguntar que era tal o cual tema que sonaba y descubrir sorprendido que se trataba de una banda de una ciudad cercana a la suya y que él no conocía.

El episodio legendario de epifanía baleárica british sucedió el verano de 1987 cuando cuatro Djs ingleses fueron de vacaciones a celebrar un cumpleaños a Ibiza invitados por Trevor Fung. El fue quien les llevó al Amnesia y les dio a probar el éxtasis mientras escuchaban la música del lugar. “Esto es la bomba, esto no existe en Londres y lo tenemos que llevar allí” fue la reacción que tuvieron después de ese momento de revelación.

Los melómanos ingleses, tan conscientes de las tendencias y las modas, se convirtieron a partir de entonces, en un elemento más que añadir a la mezcla de millonarios que sorbían sus copas de Champagne, gays dándolo todo en la pista y otros freaks de la isla sumando su energía a la que ya debía de derrochar el local.

La gente del mundo de la música y de grupos como New Order empezaron a pasarse por allí en busca de inspiración. En aquella etapa, esta vena un poco más indie fue el signo distintivo del Amnesia frente a Las noches temáticas con decorados y disfraces de fantasía o el famoseo Vip de modelos y celebrities, que caracterizaban a otras discotecas de la Isla.

Amnesia en UK

Al volver a Londres esos Djs organizaron sus míticas sesiones con música inspirada en el Amnesia en los clubes de la ciudad que fueron un éxito inmediato dando impulso, primero a la escena de baile Londinense y luego a la de todo el país.

Paul Oakenfold con Trevor Fung lanzaron The Future, Danny Rampling organizo la noche Shoom y en el Astoria fue The Trip la sesión baleárica que organizaba Nick Holloway.

Un ola de renovación refrescó la escena del clubbing londienese, que había estado llenándose de voyeurs fashion victim, cambiándolos por gente bailando como loca y con ganas de divertirse de verdad. Se dice que  los movimientos cinéticos del Acid House vienen de la forma de  bailar del Amnesia.

El Acid House y la cultura rave tomaron impulso en ese momento introduciendo esa energía positiva que era diferente a la que se respiraba hasta entonces en una escena todavía muy enraizada en el punk rock, la gran influencia de la cultura juvenil. Así lo explicaba Adamski en 1990:

“Me gustaba la energía y la parte visual de punk, pero se trataba de decir siempre “no,  no, no, no” mientras ahora todo el mundo dice “si, si, si”. Prefiero esta cosa positiva que tenemos ahora.”

Con el tiempo se fue abandonando la costumbre de pinchar estos sets eclécticos a la vez que los Djs se iban especializando en este u otro sonido en particular. 1989 fue la última temporada en la que Dj Alfredo fue el residente de Amnesia.

Al año siguiente el club dejo de ser al aire libre y le pusieron una de esas cubiertas tipo carpa. Parece ser que en todos esos años no dejaron de tener problemas con la policía que empezó a aparecer por allí coincidiendo con la apertura de una discoteca rival, el Space, propiedad de los Matutes los magnates de la Isla, lo cual a algunos les da que pensar.

El rollo ha cambiado mucho como puede verse en cualquier grabación hecha con el móvil y subida a Youtube como esta de Sven Vath de este verano. Cuestión de gustos, supongo.

Para que podáis decidir por vosotros mismos aquí os dejo una lista con canciones míticas de la playlist de Dj Alfredo y la música que sonaba en el Amnesia entre 1984-1989.

Extra, Extra!!

Un regalo para los que hayáis llegado hasta el final de la historia:

En los mismos años en los que Dj Alfredo empezó en el Amnesia, al otro lado del Atlántico estaba Ron Hardy, un DJ que también se caracterizaba por pinchar una lista ecléctica de canciones salpicada por los primeros discos de house que iban apareciendo (aunque él los tenía más a mano por que se hacían en su misma ciudad).

Salvando todas las distancias, ya que uno ponía su música en un oscuro club  gay en la fría Chicago, mientras otro lo hacía en una casa de campo al aire libre en una isla del mediterráneo, me parece interesante hacer un paralelismo con la selección de ambos a mediados de los ochenta.

Como es natural, la lista de Ron Hardy tiene más de la tradición de la música de baile negra americana con funk, soul y disco pero también un gusto por los sonidos  new wave para los que hacía unos años Franckie Knuckles, otro de los Djs locales importantes, había abierto la veda incorporándolos a sus sesiones.

Cosas de Kraftwerk, temas olvidados de Visage, remixes de Frankie Goes to Hollywood o el proto house de los italianos Klein and MBO aparecen por ahí junto con los discos que los chavales de Chicago estaban empezando a producir ellos mismos creando el House.

Aquí os dejo una lista de temas míticos de Ron Hardy:

1 comentario en Balearic Beat 1984-1989: el ritmo de Ibiza que revolucionó Inglaterra

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*