De marcha por Nueva York en los primeros 80s

Por encargo de Teatron, una web que reúne a creadores y artistas varios, he hecho una de sus vídeoplaylistas de tema libre con uno de mis favoritos de Youtube: las discotecas underground del Nueva York de los primeros ochenta. Esto es lo que recopilé para la ocasión.

Me encanta ver vídeos y leer sobre la escena de clubes underground de los primeros ochenta en Nueva York. Me parece que es una época que transmite una energía muy especial con muchas cosas pasando a la vez en una ciudad creativa y peligrosa.

Los clubes eran los sitios en donde se juntaba gente muy diferente que se alimentaba musicalmente y culturalmente entre si.

Estaban los grupos locales como Konk, Liquid Liquid, Bush Tetras o ESG que formaban parte de la escena No Wave que querían ser una alternativa a la parte más comercial del punk. Solían tocar en todos aquellos clubes y animar las sesiones con actuaciones en directo.

Las discotecas eran también donde la gente escuchaba por primera vez los discos que en Inglaterra estaban sacando grupos poco conocidos como A Certain Ratio y, cuando esos grupos venían a tocar, acababan siendo influidos de vuelta por la escena de Nueva York.

De esa mezcla transatlántica surgió el sonido electro de Afrika Bambaata: gente del Bronx que, con la intención de petarla en la disco Fun House, llena de publicó sediento de sonidos novedosos, samplearon Trans Europe Express de los alemanes Kraftwerk y lo introdujeron en la cultura del Hiphop.

Me gustan en especial las historias acerca del Danceteria, un after hours donde se juntaba lo mejor de cada casa que fue un espacio clave en aquel momento y que congregaba a talentos dispares: Los Beastie Boys o Keith Haring eran camareros, Sade trabajaba en la barra y más gente que luego se abrirían camino en la música o el arte salieron de allí.

La conexión transatlántica era especialmente fuerte en el Danceteria. En el primero de sus cuatro pisos era donde debutaban muchos de los grupos de Factory Records cuando venían de Manchester a Nueva York.

Estos son mis videos de esa época. Enjoy!

1-La buena onda de Konk en El Loft

El Loft de David Mancuso fue el lugar que puso las bases de lo que a partir de entonces sería la escena de clubes en NY: reconocer el valor del Dj,  cuidar el equipo de sonido, crear una atmósfera de buen rollo amigable entre la gente y pinchar música excitante y novedosa de muchos tipos distintos.

Konk grabaron este vídeo en El Loft con su característica decoración de globos y con asiduos bailando y recreando el ambiente de fiesta que se solía montar en el lugar.

“Tengo invitaciones, vamos todos a bailar” dice en castellano el percusionista latino del grupo. Y es que por el tipo de licencia que tenían esos locales, al Loft o al Paradise Garage, solo se entraba si eras miembro o si tenías una invitación personal.

2-New Order en el Fun House

Las estrellas de Factory Records eran un grupo de culto en aquella escena. El tema Confusion, que hicieron con Arthur Baker el productor del sonido electro, fue todo un éxito en el ambiente discotequero de 1983. El vídeo está grabado en varios locales y se puede ver como era ese ambiente.

En él aparecen Arthur Baker y los del grupo grabando juntos un tema y una chica de instituto que se prepara para salir.  Se ve a los de New Order a la salida de lo que yo diría es el Paradise Garage y todos acaban en la discoteca Fun House.

La historia real detrás de este vídeo es que todo estaba preparado en el club para que New Order apareciesen a media noche para rodar. Pero ellos, por hacerse los interesantes o por que se fueron de marcha y se liaron, aparecieron muchas horas después, pensando que al llegar ya sería demasiado tarde. En el vídeo se ve a los del grupo bajándose del coche cuando ya es de día con cara de niños traviesos a los que les van a regañar, mientras les cachean los porteros. Al entrar la sorpresa fue que el local seguía abarrotado y la gente tan fresca como al principio y pincharon lo que acababan de grabar mientras veían desde la cabina del DJ la reacción del público haciendo kick dancing.

3 – Los punks bailan Hiphop en El Roxy

El Roxy había sido una discoteca con patines en la era del Disco pero una punk inglesa, Kool Lady Blue, empezó a programar conciertos de África Bambaataa y la convirtió en la mayor sala de Hiphop de la ciudad.

Una noche puso allí la película de los Sex Pistols “The Great Rock ‘N’ Roll Swindle” y los asiduos a los clubes de Rock como el CBGB y el Mudd Club, que fueron a verla, se quedaron en la sala cuando la música cambió. Entoces empezaron a llegar los que pinchaban y bailaban Hiphop. El Roxy  acabó atrayendo durante un tiempo a un público mixto donde se mezclaban los punks del downtown y los hiphoperos del uptown.

En los momentos previos a la batalla de Hiphop de este vídeo de la película Beat Street se ve el local y a los habituales dándolo todo en la pista.

4-Mark kamins

A Mark Kamins no se le conoce mucho pero fue una figura clave en la nueva cultura de baile que estaba naciendo entre el 80 y el 83. Fue DJ residente del Danceteria en esos años y productor de varios artistas y grupos.

Él fue uno de los primeros en pinchar la música que venía de Inglaterra y de mezclar Punk, Disco, New Wave y Electro en sus sesiones. Fue testigo de todo y contribuyó al cambio de música de la época cuando, según sus propias palabras, los grupos ingleses se volvían funkys mientras que los grupos negros se hacían punkys.

De entre todos los temas que salieron de aquel periodo este es uno de mis favoritos que Kamins remezcló para el grupo Quando Quango. Otro de los temas míticos de la época que no sale en la lista y que merece la pena recordar es Set it off the Strafe.

5-El moderneo del Danceteria

Fue un club que nació con un estilo opuesto a Studio 54. La legendaria Studio 54 estaba dirigida a las celebrities y era el sitio donde Andy Warhol, Bianca Jager o Ives Saint Laurent iban a tomarse sus copas de champagne y sus drogas rodeados de gente bailando, a los cuales se les pagaba con tickets de bebida para ambientar el local, como si fuesen figurantes en una obra de teatro que se representaba para los famosos.

El Danceteria era otra cosa. Era un after que estaba abierto 12 horas seguidas donde había un grupo de gente que prácticamente vivía allí. Algunos eran artistas otro eran músicos y el Danceteria era donde ganaban un dinerillo, comían, conocían gente o daban sus primeros conciertos.

Al Danceteria iba mucho moderno y gente a la última, como se puede ver en este vídeo de un programa de televisión grabado entero en la discoteca. Aquí se ve la parte más petarda del lugar con tiendas de ropa o con un curioso concurso de baile con los parroquianos habituales bailando Blue Monday o Buffalo Gals.

6-Una carta de amor en vídeo para un club por la bajista de Sonic Youth

El Danceteria ocupaba un edificio entero y con el tiempo se iban abriendo espacios nuevos donde se programaban cosas muy variadas. Kim Gordon, la bajista de Sonic Youth, le dedica este vídeo al club por que es uno de los pocos sitios en la ciudad en el que se puede ver vídeo arte.

A mediados de los ochenta una vena rockera ruidista se había hecho un sitio en el lugar y gente como Sonic Youth eran asiduos.
Un episodio legendario para esta facción más roquera del club fue el concierto lisérgico con pirotecnia y sexo espontáneo que dieron Butthole Surfers del que se puede ver un vídeo y leer una crónica aquí.

7-¿Quien no se perdía una?

Si os fijáis en el primero de los vídeos de la lista, el de Konk en El Loft, en el mínuto 02:03 la que aparece bailando es Madonna que fue con un acompañante a hacer de extras. Cuenta el director del vídeo que les tuvo que llamar la atención por chupar tanta cámara y decirles algo en plan: “Bailáis muy bien chicos, pero esto es una fiesta con mas gente y no les estáis dejando sitio”. Casi todos los vídeos de esta lista tienen una conexión con ella.

Madonna tomó por costumbre hacerse novia de los DJs que le podían echar una mano en su carrera y estuvo saliendo con Mark Kamins, el Dj del Danceteria, y con “Jellybean” Benitez, el del Fun House. La música que hacía con ellos encajaba en el ambiente hiphopero del Roxy y en YouTube hay una actuación suya en esa disco. Con ese nombre muchos pensaban que debía de ser una cantante puertorriqueña. Dice Fab Five Freddy de Grandmaster Flash que la primera vez que escucho algo suyo fue sonando en el boombox de unos chavales latinos de su barrio.

Madonna era una de esos modernos a la última que frecuentaba el Danceteria. El guitarrista de los Smiths recuerda el concierto que dieron en ese local en la nochevieja del 83 donde asegura que Madonna fue su telonera. Aunque hacían cosas muy distintas, coincidió con los de Sonic Youth. A ellos les gustaba su primer disco que definieron como música de baile minimalista con un toque low-fi. Cuando se hizo famosa empezaron a hablar de ella con una mezcla de fascinación e ironía en canciones como “Madonna Sean and Me” o en el grupo paralelo de versiones de Madonna, Ciccone youth.

Probablemente gracias a sus contactos en el Danceteria su primera actuación en Inglaterra fue en el Mítico Hacienda de Manchester para grabar un programa de televisión. El vídeo que he elegido para esta lista es el de ese programa. Se dice que al público del Hacienda, lleno de fans de Joy Division, no les impresiono demasiado aquel bailecito que se marcaba Madonna por entonces junto con su hermano Christopher en segundo plano y que le abuchearon un poco.

Estos chismes me parecen muy divertidos. Yo fui muy fan de la primera Madonna cuando tenía 14 o 15 años y ahora me gusta diseccionar aquel personaje que fue mi ídolo juvenil durante una etapa corta pero intensa en artículos como este donde subo mis investigaciones. Así fue como empecé interesarme por los clubes de la época.

 

8 – Graffiti Rock

Graffiti Rock fue un piloto para una serie que no continuó sobre el Hiphop donde se pueden ver muy bien las pintas que se llevaban entonces o escuchar la jerga que se hablada con temazos de la época sonando todo el rato. Era una especie de Barrio Sésamo con actuaciones donde se iban explicando cada uno de los elementos de la nueva cultura callejera.

El actor Vincent Gallo anda por ahí haciendo de bailarín entre el público y en un momento dado se presenta a si mismo como Prince Vince y presenta la actuación de Run DMC.

En aquel momento había más Discotecas que no han entrado en la lista: el club más mítico de todos probablemente fue el Paradise Garage que tenía un cine para que la gente se relajase entre bailes, o Área donde un equipo de decoradores jonkys cambiaba el local de arriba abajo cada 6 semanas, The Mudd Club donde iban los roqueros, el Limeligth donde ya en los noventa se congregaban los Club Kids uno de los cuales protagonizó una truculenta historia con asesinato incluido y otros más como The Pyramid con números de Drag Queens satíricos y politizados o Tunnel.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*